Finalizamos el mes María

Querida comunidad ignaciana:

Finalizamos el mes dedicado a nuestra señora del camino, María. Ha sido un tiempo de gracia, donde ella con su bondad y sencillez nos invita constantemente a observar nuestro corazón para donarlo con generosidad a todas y todos.

Compartimos con ustedes,  un mensaje que nos invita  a mirarnos y cuidarnos con  responsabilidad, a ser hermanos y hermanas de la justicia y de la misericordia.

Le pedimos a ella que nuestro corazón se abra a todas y todos para construir una  sociedad  basada en el amor, con esperanzas compartidas y con una fe que responda a todas las necesidades de quienes nos rodean.

Les enviamos un abrazo fraterno.

Equipo de formación y pastoral 🌱